Rescatar la memoria.

Rescatar la memoria.
" Ojalá que las muertes del camino no se nos cicatricen en el alma"Benedetti.

26/4/17

Relato de Luis Iriondo, hoy de 94 años, sobreviviente del bombardeo de Guernica.


“TENÍA TERROR DE MORIR EN AQUEL REFUGIO, ENTERRADO VIVO”


Este es el relato que hizo ayer Luis Iriondo, superviviente del bombardeo, en el Teatro Liceo de Gernika:
“Tenía 13 años. Mis amigos y yo ya no hacíamos caso de las alarmas, llevábamos ocho meses de guerra y estábamos cansados. Ya ni íbamos a los refugios, ¡nos aburríamos en ellos! Ese día había mercado en el Pasealeku. Allí oímos las primeras bombas. La gente corrió a los refugios. A mí alguien me llevó en volandas hasta el fondo de uno de ellos. El suelo era de barro, las paredes estaban llenas de humedad, no había luz, no había oxígeno para respirar, yo tenía terror de morir allí enterrado vivo. Encima, el día antes había estrenado mis primeros pantalones largos y mi ama me dijo que no se me ocurriera manchármelos. Y me los manché. Salí hasta la boca del refugio para respirar. Quería rezar una oración que nos habían enseñado en la escuela pero no podía. En dos minutos lo habría hecho normalmente, pero allí, nada, imposible rezar, no podía. Cuando salí me quedé aterrado. Todo el pueblo ardía. Detrás de la iglesia de Santa María, cogí la carretera hacia Lumo. Pensaba todo el rato qué sería de mis padres y mis hermanos. Llegué a una hondonada, donde había un montón de cadáveres, y el de un amigo, que murió allí.
 Me senté con otro amigo en la ladera del monte, viendo cómo se quemaba Gernika. Él me dijo, sin ninguna emoción ni nada: ‘ -Mira, en esa casa que se acaba de derrumbar estaban mi tía, que es sorda, y mi abuela, que es paralítica.
 Al llegar a Lumo alguien, no me acuerdo quién, nos dio un tazón de leche y paja para dormir.
 Me dormí enseguida. 
De repente, a la noche, desperté. Me estaban llamando. Era mi madre.
Llevaba toda la tarde y toda la noche buscándome. 
Mis hermanos estaban bien. Sólo le faltaba yo”.
(Del relato de Luis Iriondo, hoy de 94 años, sobreviviente del bombardeo de Guernica.)

 "Conocimos a un señor de Bilbao. Le contamos que habíamos salido por el bombardeo.
 “-No digáis bombardeo”, nos susurró llevándose el dedo a la boca.
 ”-¿Por qué? Pero, si nosotros estuvimos allí y lo vimos todo”, le respondimos.
 “-Porque hay que decir que fue quemada por los rojos”.
Querían demostrar al mundo que había sido el ejército rojo. Nosotros sabíamos que no había sido así."
Luis Iriondo

No hay comentarios.: